El Método Lean StartUp

Antes de nada, debemos esclarecer las diferencias existentes entre StartUp y Empresa; terminos que normalmente se confunden. El termino «StartUp» está ligado a todas aquellos proyectos innovadores que no encuentran un referente en el mercado. Es decir, no tienen productos competidores de referencia para poder compararse y, por lo tanto, su  proceso de creación cuenta con una gran cantidad de incertidumbre respecto a su futuro en el mercado. Al introducir el factor innovación, este tipo de negocios suelen ser de marcado carácter tecnológico, ya que es en ellos donde los cambios se producen de manera muy rápida.

Una empresa, por el contrario, dispone de referentes en el mercado para comparar su producto y elaborar estrategias adecuadas de gestión, por lo tanto, la incertidumbre es menor.

Una vez explicadas estas diferencias, podemos explicar el termino lean stratup, acuñado por Eric Ries en 2008 en su libro “El Método Lean Start Up”. El método se basa en la realización de pequeños desarrollos y la validación de los mismos, para poder observar si van por el camino correcto.

Uno de los puntos fuertes de este modelo, que debería ser el de toda empresa, es: ESCUCHAR AL CLIENTE. Saber cuál es nuestro mercado objetivo y a partir de ahí saber cuáles son sus gustos, sus costumbres, sus hábitos de compra, sus necesidades…

Todo esto es necesario para poder testear el producto con del público objetivo y realizar las averiguaciones oportunas para poder avanzar o modificar aspectos del producto, consiguiendo, así, un producto viable para el mercado. La clave de este método: el ensayo prueba-error, que nos permitirá asegurarnos de que estamos en la dirección correcta.

Tal y como se muestra en el gráfico, todo esto conlleva un proceso claro y sencillo: crear una primera versión del producto, llevar a cabo un testeo, observar los resultados, aprender de ellos y hacer las modificaciones oportunas. Este proceso es circular y se realizará tantas veces como sea necesario para obtener un producto final que interese al público objetivo.

StartUp

Con este proceso queremos hallar un modelo de negocio viable y escalable, reduciendo los riesgos al mínimo Porque la técnica Lean Startup en su etapa inicial persigue un máximo aprendizaje al mínimo coste, para evitar grandes fracasos. Es en las “fases maduras” de la Startup, sin embargo, cuando las inversiones empiezan a ser mayores, sí se demuestra que es viable el producto que se ha creado.

Este proceso pretende agilizar la creación de productos innovadores con el mínimo coste posible, por ello, entre las empresas de carácter innovador se está utilizando de manera constante, para evitar, como ya hemos dicho, grandes catástrofes y crear productos viables.

Aquí te comentamos algunos ejemplos de Startup exitosas, en las que la idea de negocio inicial era claramente distinta a la final. Pero utilizando este método, consiguieron  modificar su producto y alcanzar su viabilidad.

Groupon: Creada en 2007 como Thepoint.com permitía crear acciones grupales, hoy en día, gracias a este método, es un site de compra grupal que permite ahorrar dinero a sus usuarios.

Flicker: en sus inicios nació como un juego de rol multijugador, se denominaba Neverending. Actualmente en una red que permite compartir fotografías de forma online.

Google: también nació de este modo y en sus inicios se dedicaba a indexar publicaciones académicas y ofrecia sus resultados por relevancia según el número de referencias de dichos artículos. Hoy en día todo el mundo conoce google y su modelo de negocio.

Facebook: en sus orígenes se denominaba Facemash y permitía colgar dos fotos para que los usuarios valorasen que persona era más “atractiva”. Ahora, si no has oído hablar de Facebook: eres un “bicho raro”

Esperamos que os haya gustado. Si es así ¡Compartidlo!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *